diciembre 4, 2018

POR QUÉ FES-SANT JOAN

Somos la apuesta por el municipalismo.

Los Ayuntamientos son las instituciones más cercanas a la ciudadanía y, por lo tanto, son los destinatarios principales a recoger y conocer sobre las necesidades de sus habitantes.

Las políticas locales, aun siendo un pilar fundamental y de vital relevancia para el bienestar y desarrollo de nuestro municipio, carecen de la visualización y repercusión mediática que si tienen las políticas llevadas a cabo por las instituciones supramunicipales; aunque paradójicamente, es el Ayuntamiento y las políticas municipales las que de manera cotidiana ejercen una fuerte influencia y dónde repercuten de manera directa sobre nuestros hábitos y costumbres como sociedad local.

El municipalismo tiene un potencial enorme para incidir en la mejora de la calidad de vida de las personas, articulando políticas que complementen ayudas, derechos y servicios. Si bien es cierto que toda Administración tiene atribuidas unas competencias específicas, también es cierto que la potestad, las atribuciones y las facultades de los Ayuntamientos son lo suficientemente sólidas como para ejercer y desarrollar, con sus políticas, un complemento a las carencias que afecten notablemente a la población.

Nuestra manera de entender la política es promulgar acuerdos que se compaginen con la realidad de la población de Sant Joan Despí, ya que cada municipio tiene su propia idiosincrasia. Ello sólo es posible mediante una política cercana y participativa, conociendo las necesidades reales de la población, estando en la calle y, al mismo tiempo, en la Institución, llevando a cabo políticas sociales dónde todo el mundo tenga cabida y no dejando atrás a nadie.

Hay que dejar el plano teórico con el objetivo de mejorar y corregir aquellas políticas que afectan a nuestro municipio, donde las políticas de las grandes estructuras de partido obvian lo cercano, lo cotidiano y lo vital. Hay que volver a unos Plenos municipales donde el centro de debate sean las políticas de Sant Joan Despí y para Sant Joan Despí. En definitiva, para la ciudadanía que lo conformamos y damos vida.